Proporcionarle formación y recursos para introducir la Educación para el Desarrollo en su práctica escolar, tanto en educación infantil, primaria y secundaria como en escuelas de adultos.

Entendemos la Educación para el Desarrollo como proceso para conocer y analizar las causas que originan y mantienen la desigualdad norte-sur y las consecuencias que esta desigualdad producen en el mundo global en el que vivimos, para favorecer así una capacidad crítica y que posibilite un mundo más justo y solidario.