Introducción: Inmigración

Las diferencias económicas, sociales, demográficas y, por supuesto, políticas entre el Norte enriquecido y el Sur empobrecido, han crecido de forma brutal en los últimos tiempos y parece que no dejan de aumentar. Además, las diferencias de bienestar entre las clases sociales aumentan en el interior de los países del Norte.

Estos fenómenos hacen aumentar las migraciones. Hablamos de inmigrantes, como de un conjunto de personas, normalmente pobres, que han emigrado a otros países, huyendo de situaciones desesperadas y angustiosas, en busca de un trabajo que les permita vivir en dignidad y cubrir sus necesidades más básicas. Pero tal vez lo que no sabemos es que el grupo mayoritario de inmigrantes procede de la Europa Occidental, o de la llamada Europa rica. Estos inmigrantes, alemanes, suecos... mayoritariamente jubilados o dedicados a profesiones liberales se instalan a nuestras costas, contando a menudo con una buena aceptación de la población autóctona.

Pero la inmigración que más preocupa a las sociedades es la llegada de los llamados inmigrantes sin papeles, de los llamados ilegales. Intentaremos responder y reflexionar alrededor de esta cuestión central: ¿Qué hace que estas personas abandonen sus países de partida? ¿Qué características tenía su vida en estos lugares? ¿Qué vienen buscando en las sociedades de llegada?